El Supremo Tribunal de Justicia es Omiso Ante Quejas Contra su Personal: ALAPA

“Es Juez y Parte, por eso no Prosperan”

Por Cristina Zareth Hernández Gutiérrez

Julio Cesar Aguirre García, de la asociación Libre de Abogados y Postulantes de Aguascalientes

Julio Cesar Aguirre García, de la asociación Libre de Abogados y Postulantes de Aguascalientes

El Supremo Tribunal de Justicia es omiso ante las quejas administrativas en contra de los miembros del Poder Judicial, reprochó el presidente de la Asociación Libre de Abogados y Postulantes de Aguascalientes (ALAPA), Julio Cesar Aguirre García, al señalar que a pesar de existir violaciones a los procedimientos, las quejas que presentan los juristas en ese sentido no prosperan debido a que se ostenta el papel de juez y parte por parte de los magistrados, ante la carencia de un organismo que actúe con autonomía.

“El Poder Judicial tienen una trampa dentro de su ley, que el pleno resuelve las mismas quejas administrativas, entonces ellos nunca se van a autocastigar, necesitamos que personas diferentes a través de otro organismo resuelvan este tipo de situaciones porque ellos no se van a castigar, ahorita las quejas no prosperan aunque se estén violentado las garantías y los derechos en los procedimientos”, manifestó.

Ahondó que si bien los magistrados revisan las quejas y llegan a emitir una resolución, aún cuando se acredita la falta de un servidor público, el implicado no es sancionado “porque el mismo tribunal no va a sancionar a su gente, esa es la trampa”.

Por lo anterior, subrayó que es necesario que cuente con un órgano de control, que en el ejercicio de sus funciones de manera autónoma, atienda las quejas y emita resoluciones de manera imparcial.

“Aguascalientes es de los pocos estados donde existe esto de que el pleno se integra tanto para resolver sentencias como para resolver quejas, debe integrarse otro pleno, algo como una contraloría interna”.

Consideró que para mejorar justamente la impartición de la justicia, es necesario adecuaciones al sistema respecto a las facultades del Pleno del Supremo Tribunal de Justicia, esto para garantizar en primera instancia que se respeten los principios y las normas en el propio Poder Judicial, pero también para erradicar otro tipo de situaciones, como el hecho de que hoy en día no se establezca un plazo limite para la resolución de sentencias, por lo que en ese sentido, llamó a las autoridades a impulsar los cambios pertinentes “Se dice que el juez tiene ocho días para emitir una sentencia o bien cuando las labores de tal juzgado se lo permitan, pero si ya se rompieron los ocho días, en ese ‘o bien’ pueden pasar hasta dos años, que es lo que está sucediendo en Aguascalientes y por eso esa mala impartición de justicia”.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *