Clío al Desnudo

La Revolución Rusa, la Unión Soviética

Por Itzel Alejandra Martínez Chávez *

BUEN DÍA estimados lectores en esta ocasión hablaré de manera breve acerca de la revolución rusa, recordando un poco las clases que tuve de “Historia moderna” en la universidad espero disfruten de la lectura con una buena taza de café y así mismo pase un momento agradable.

RUSIA MANTENÍA a una aristocracia zarista, influenciada con el despotismo y con relaciones de vida llegando a parecer feudales, de la mano de la incipiente industrialización. El descontento popular fue creciendo hasta surgir la Revolución proletaria, derrumbando al imperio zarista, consolidando un nuevo Estado que llevaría el nombre de la Unión Soviética. Algunos antecedentes de la Revolución Rusa fueron el fracaso de las reformas impuestas por Alejandro II (siglo XIX); la abolición de la servidumbre, que ocasionó la generalización de la propiedad campesina; la imposibilidad para el desarrollo del capitalismo moderno; el reclamo campesino de reparto de las tierras; la inevitable introducción del capitalismo, a través de las inversiones extranjeras y el propio impulso del Estado.

OTRO ANTECEDENTE más de la revolución Rusa es la guerra ruso-japonesa (1905) y la derrota del ejército zarista, poniendo a la luz la incapacidad administrativa y militar del imperio de los Romanov. Empezaron a surgir movimientos en masas y organizaciones, por ejemplo: los consejos (soviets), diputados, obreros y soldados elegidos, los cuales pedían asambleas constituyentes. A causa de lo anterior el zar convocaría a un Parlamento (Duma), elegida indirectamente, y no controlaría al gobierno.

Lenin, el histórico líder bolchevique

Lenin, el histórico líder bolchevique

CON LENIN y los bolcheviques se desarrolló el movimiento obrero, los socialdemócratas y marxistas se movilizaron y organizaron a las masas. El Partido Socialdemócrata se dividió en dos tendencias: mencheviques (tesis marxistas, que consideraban que la revolución debía ser dirigida por la burguesía liberal) y bolcheviques (modelo de partido centralizado y disciplinado). Lenin daba por hecho que el capitalismo había entrado a una nueva fase que se extendería por todo el mundo, lo que hoy en día conocemos como el Imperialismo. Con la escasez, los salarios bajos y su pérdida de valor, huelgas obreras, así como las protestas campesinas, la corrupción en la corte, desorganización y administración militar, llegaría la caída al zarismo. Los soldados y obreros se apoderaron de armas y ocuparon el Palacio; allí se desató la revolución. Se constituyó un gobierno provisional con el príncipe Luov (monárquicos liberales y constitucionalistas) y Kerenski (socialista moderado). Instituyeron dos gobiernos paralelos: gobierno provisional (fuerzas políticas liberales burguesas), y los soviets (diputados obreros y soldados; divididos entre mencheviques y otros grupos socialistas moderados).

LOS DOS bandos triunfantes buscaban y deseaban una paz inmediata. Los mencheviques y socialistas moderados estaban a favor de la paz pero también eran partidarios de la guerra defensiva. Por su lado los bolcheviques pugnaban una paz inmediata. Con respecto a los problemas de la tierra, se trataron de organizar comités agrarios y soviets campesinos. Los abastecimientos, eran muy escasos, casi nulos; los precios aumentaron. Los obreros pedían jornadas de ocho horas, salario mínimo, administración empresarial a cargo de los comités de la empresa. Se presentaba el problema constituyente, con los bolcheviques y otras tendencias que se manifestaban a favor de la asamblea constituyente. Los soviets como órganos de poder revolucionario eran superiores a la asamblea constituyente.

LOS FRACASOS de Kerenski para establecer una paz con los aliados occidentales, motivó a que estallara la rebelión, en los primeros días de julio. Pero más fuerte fue la revolución de Octubre, con la insurrección bolchevique, que se llevó a cabo por los comités de soldados, las milicias obreras del Soviet, la Guardia Roja y los marineros, muy pocos fieles al gobierno. Gracias a Lenin se aprobaron los primeros decretos de paz, así también las jornadas de ocho horas, control obrero de las fábricas y la nacionalización de la banca. El poder soviético fue estableciéndose en casi todas las ciudades del antiguo imperio. Los bolcheviques por su parte tendrían el apoyo de las tendencias socialrevolucionarias de izquierda, a los maximalistas-anarquistas.

EL GOBIERNO llamó a la conformación del “Consejo de los Comisarios del Pueblo”, que fue elegido por el Congreso de los Soviets y era controlado por el comité ejecutivo central. En enero de 1918, se rechazó el reconocimiento del gobierno bolchevique y del poder de los soviets. Se proclamó entonces una “declaración de los derechos de los pueblos de Rusia” (reconociendo la autodeterminación de todas las nacionalidades). Por otra parte, Lenin aceptó la paz a toda costa ante Alemania, con el tratado conocido como La paz de Brest-Litovsk, bajo el razonamiento de que continuar en la Gran Guerra significaba perder la revolución en momentos en que se iniciaba la guerra civil. A la larga, esta jugada permitió la consolidación del Ejército Rojo y que el gobierno soviético controlara todo el territorio de la vieja Rusia.

SE PENSABA que la revolución socialista no triunfaría en Rusia si no se generalizaba a Europa. En la Unión Soviética tuvo un difícil desarrollo. Con la economía se implantó un sistema denominado comunismo de guerra. Se desató la inflación, con lo cual el dinero perdió todo su valor. Para 1921, la orientación de Lenin fue la de separar a los socialdemócratas, y la insurrección revolucionaria. Durante el Tercer Congreso, Lenin apuntó hacia la consolidación del Estado soviético. Al morir, en 1924, soló habría dos personalidades que lo podrían suceder, ellos eran: Stalin (fue haciéndose más popular con el apoyo de los cuadros y la organización del partido) y Trotski (el poder sólo se mantenía avanzando sin tregua, generalizando la lucha a nivel mundial). Al final Trotski fue desterrado, y Stalin subió al poder. (1) Hasta aquí mi intervención, espero haya disfrutado de su lectura, les deseo a todos una buena semana.

Nota

1. A lo largo del texto me base en el siguiente libro G, “La Revolución Rusa. La Unión Soviética”, en Historia Universal, Ed. Pearson, 2008, pp. 285-294.

* Itzel Alejandra, es egresada de la licenciatura en historia en la Universidad Autónoma de Aguascalientes, tiene un gran interés por la historia de Japón y la historia del arte; en la mayoría de sus temas serán referentes a la homosexualidad, prostitución, y vida cotidiana. Entre sus pasatiempos además de la historia, están leer novelas de ficción, dibujar, tomar una buena taza de té o café y pasar tiempo con sus amistades. Espera poder convertirse en escritora de textos académicos y novelas de ficción, una más de sus aspiraciones es hacer difusión de la historia, así como acercar a los niños a la historia.

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *