La Columna del Diablito

César Duarte Jáquez, Humberto Moreira Valdez y Carlos Lozano de la Torre ...“Dios lo hace y ellos se juntan”...

César Duarte Jáquez, Humberto Moreira Valdez y Carlos Lozano de la Torre
…“Dios lo hace y ellos se juntan”…

* UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
AQUELLOS AÑOS…

Corruptos de Carlos Lozano de la Torre “El Patrón”, en Zacatecas.

Hace unos días, en uno de mis acostumbrados viajes relámpagos al vecino estado, me encontré con un viejo conocido: Luis Hernández. Me preguntó por el terruño y de la situación política, económica y social en que estamos inmersos los habitantes de la tierra de la gente buena.

Que si era cierto que Carlos Lozano comenzaba a tener broncas por sus corruptelas, incluidas las de su esposa doña Blanca y sus tres hijos.

Le contesté que sí, pero eran “nimiedades” como la venta de concesiones de taxis y otorgaciones de notarías públicas al margen de la ley, como tratando de desviar lo grueso de su enriquecimiento: descarada ampliación de su residencia (que abarca casi toda una manzana), ranchos convertidos en haciendas, etcétera, que no tardan en salir a brote con pelos y señales.

A todo lo que yo le platicaba me contestaba con un “ya lo sabía que Carlos ‘El Coco’ iba a actuar así, pues recordarás –me dijo– todas las porquerías que hizo aquí en Zacatecas, durante los años que fungió como secretario de Desarrollo Económico, en el gobierno de Ricardo Monreal Ávila, de quien era protegido”.

Me contó que en el Congreso del vecino estado debe de conservarse todavía aquella demanda de juicio político, entablada por Carlos Chávez Valdez, donde acusó, con pelos y señales, a Carlos Lozano de vender grandes predios y bodegas industriales a “precios auténtica-mente porfirianos”:

Carlos –que fue secretario de Desarrollo Económico hasta la primera quincena de marzo de 2004– llegó a Zacatecas precedido de ser una chucha cuerera en eso de atraer inversiones extranjeras y por eso se ganó la estima y confianza de Ricardo Monreal, al grado de que hasta sus diarias borracheras las celebraba, aún cuando le mentara la madre y retara a chingazos a otro de sus grandes amigos: Arturo Nahle García, secretario general de Gobierno.

“La demanda de juicio político que interpuso Carlos Chávez contra Lozano de la Torre –continúa– , comienza con la venta de un terreno, si mal no recuerdo, de casi cuatro hectáreas –cuarenta mil metros cuadrados– con una enorme nave industrial a un precio de 275 pesos el metro cuadrado.

“Venta que le hizo a su querido compadre Pepe Aguirre, pues Lozano también fungía como director del ‘Fideicomiso Público Zacatecas’.

“Pero permíteme, a lo mejor la memoria me traiciona y no quisiera ser impreciso en lo que te digo”.

Luis Hernández saca su teléfono celular y comienza a leer lo que enseguida transcribo:

“El ciudadano Carlos D. Chávez Valdez, en una carta entregada al Congreso zacatecano, firmada el 22 de julio de 2004, solicita juicio político contra Carlos Lozano de la Torre, secretario de Desarrollo Económico, responsabilizándolo de vender terrenos industriales a precios muy por debajo de su precio comercial.

“La carta, de 7 cuartillas, dirigida al Congreso de Zacatecas por Chávez Valdez hace una documentada relatoría de venta de terrenos a manos de Carlos Lozano de la Torre,  entonces Secretario de Desarrollo Económico de Monreal, y solicita se inicie un juicio político contra el hoy presidente estatal del PRI en Aguascalientes, que perdió las pasadas elecciones postulado como alcalde de esa capital por ese partido”.

Tras una breve pausa, Hernández continúa leyendo en su teléfono celular:

Lozano fue secretario hasta el 15 de marzo de 2004 y, como tal, director del ‘Fideicomiso Público Zacatecas’, que se dedicó a rematar predios estatales a precios sumamente bajos.

“La primera transacción reseñada en la denuncia, fue el 22 de agosto de 2002, cuando vendió al ‘Grupo Profezac, S. A. de C. V.’, representado por José de Jesús Aguirre Campos, un terreno de 38 mil 868 metros cuadrados en el Parque Industrial Fresnillo, equipado con una nave industrial de 5 mil 382 metros cuadrados a un precio de 10 millones 690 mil 880 pesos, es decir, a un promedio de 275 pesos el metro cuadrado.

“Agentes inmobiliarios de Zacatecas estiman que el costo real del metro cuadrado con nave industrial sería de 3 mil pesos.

“‘Y un metro cuadrado sin construcción o nave, pero en terreno industrial, valdría unos 600 pesos; sólo la urbanización cuesta 350 pesos’. Explica uno de ellos. Así el costo de 275 pesos está, en este caso, 2 mil 725 pesos por debajo de su costo normal.

“Pero hubo predios más baratos, de hasta 44 pesos promedio”.

Hernández está encarrerado, no lo frena ni el bullicio del restaurante Acrópolis, en pleno Centro Histórico de la bella y señorial Zacatecas:

“El mismo día vendió al mismo Aguirre Campos, como persona física, cuatro lotes de terreno de uso industrial en el parque citado, con una superficie total de 39 mil 514. 16 metros cuadrados, al precio de ‘un millón 741 mil 549 pesos’, un promedio de 44 pesos por metro cuadrado.

“El 31 de julio el Fideicomiso Público Zacatecas –a cargo de Carlos Lozano de la Torre– vendió al Grupo Zacatecas, S.A. de C.V., un polígono de 97 mil 665.70 metros cuadrados: el promedio es de 60 pesos metros cuadrados.

“El 26 de agosto de 2002, vendió un complemento del polígono a un precio de 500 mil pesos.

“Y el 15 de agosto de 2002 se enajena a Everardo Macías Medina y a Ana María Muñoz Viramontes, el lote 12 de la manzana número 2, con superficie de 5 mil metros cuadrados, en el Parque Industrial Calera, Zacatecas; el precio de la operación es de 550 mil 40 pesos, es decir, 110 pesos metro cuadrado.

Y más:

“El 1 de abril de 2003, Juan Guillermo Zesati Ibargüengoitia compró el lote 3 de la manzana 20 con superficie de 5 mil metros cuadrados, ubicado en el Parque Industrial Calera, por 400 mil pesos, a un promedio de  80 pesos metros cuadrado industrial”.

Y más:

“Ese mismo día se vendió a Fernando Ruiz Huerta y María Guadalupe Buenrostro de Ruiz, el lote 2 manzana 15, con una superficie de 10 mil metros cuadrados, en el Parque Industrial de Guadalupe, a 75 pesos metro cuadrado”.

Y HASTA COBRÓ COMISIÓN:

“De todo lo anterior se desprende –dice la denuncia ante la Cámara de Diputados–, que Carlos Lozano abusó de su poder para vender terrenos propiedad del Fideicomiso citado ‘en precios irrisorios, sin tomar en cuenta el valor real y comercial de los terrenos’.

“Además, Lozano se autorizó a sí mismo una comisión del ‘3 por ciento libre de impuestos’, ordenando para tales efectos, como director del Fideicomiso, la expedición del cheque número ‘7857882’ del banco HSBC, antes Bital, por 614 mil 754 pesos, por lo que entregó al Fideicomiso un recibo sin requisitos fiscales”.

Y remató:

“La venta de los terrenos debería de haber sido revisada y autorizada por la Legislatura local para que fuera sancionada su legalidad: esto tampoco ocurrió”.

De este tamaño es la doble moral de “El Patrón”, quien durante sus seis años como gobernador de Aguascalientes presumía honestidad, pero una vez que terminó su ciclo, dejó aquí, como en Zacatecas, una estela de corrupción en la que también se montaron su esposa y sus hijos.

Lástima, tenía todo para ser el mejor gobernador de Aguascalientes, pero se rehusó a serlo.

Y CON ESTAS ME DESPIDO…

 Paulo Martínez López “El Perro”,  quien asegura seguirá como encargado del changarro del Comité Directivo Estatal del PAN, asegura que el exgobernador Carlos Lozano de la Torre “El Patrón”, durante su reinado alimentó las filas de la burocracia con casi 5 mil empleados más.

Vaya cosas: recuerdo que “El Patrón” casi lloraba quesque porque su antecesor le había dejado harta gente y no tenía el billete suficiente para pagarles sus sueldos e hizo una corredera de gente marca diablo: entre ella, muchos a los que les había agradecido su apoyo la noche en que se conoció su triunfo como gobernador de Aguascalientes.

LA ORACIÓN ES LA CURA…

En vista de que el “Cártel de los Pinos” cada vez está más fuerte y ha elevado la venta y el consumo de drogas entre la raza, principalmente jóvenes y niños, los copropietarios del cielo convocaron a rueda de prensa el lunes 30 y dijeron que mediante la oración van a pedir a Dios que acabe con el narcotráfico porque “cada vez vemos más niños hundidos en la drogadicción y en el alcoholismo.

“La drogadicción no respeta ni clase social, ni familias, ni economía, la drogadicción es un problema  que nos atañe a toda la sociedad”, dijeron  Neftalí Salazar Dondiego y Julio Guerrero Esparza, quienes encabezan el proyecto “Fazenda”.

Y sí, tendrán que reclamarle enérgicamente a diosito, pues siempre nos han dicho que “no se mueve la hoja del árbol si no es voluntad de Dios”, eximiendo así de responsabilidad a los dueños de este país, aunque yo creo lo contrario: el culpable es, seguramente, el cartel de “Los Pinos”.

PRIMERO LOS NEGOCIOS…

Aunque el pueblo se chingue.

Los productores de leche no sólo están en contra de que los dueños de este país, el PRIAN, sigan importando leche en polvo, sino también en contra del proyecto de deshidratarla, pues ellos quieren que la raza de bronce se nutra mejor tomando leche pasteurizada, cosa que además les ayudaría económicamente para seguir creando más empleos y riqueza en nuestro país.

Pero no: nuestros chinches gobernantes prefieren comprar sus porquerías en el extranjero antes que  apoyar a los productores locales.

¿Por qué? Pues porque la compra en el extranjero es lo que les deja el billete, importándoles gorro que salgan las divisas (billetes verdes) del país.

Mientras los productores de leche pasan las de Caín para sobrevivir la inacabable crisis en que el chinche gobierno los ha metido, a pesar de encomendarse diariamente a “Chucho de los Palotes”.

NI PORQUE SON HERMANITAS…

Las diputadas del RIP: Elsa Amabel Landín Olivares y Citlalli Rodríguez González –no, no es parienta del abarrotero de las nalgas al revés– no se pueden ver ni en pintura a pesar de mamar de la misma ubre, pues resulta que la esposa de Roberto Padilla Márquez se la pasa despotricando contra su propio partido y gente que lo acompaña (en busca de ser la próxima presidente local del tricolor) por lo que la nieta de don Enrique Olivares, santón del priísmo, le respondió así:

“Alguien que ve un PRI infestado de pus y porquería, no puede presidirlo, las aspiraciones personales no deben demostrarse con tirones”.

¡Bolas don Cuco!

Pues Elsa resultó “muy picosa”, no obstante ser chaparrita, ya que tiene a su favor haber nacido en cuna tricolor, además de poseer amplia cultura y, como se ve, agallas.

“CONTRA LOS MOCHES Y LA CORRUPCIÓN”…

Martín Orozco Sandoval tiene, en alma, vida y corazón, los siguientes proyectos: evitar que el narco siga envenenando a la raza, castigar la corrupción de Carlos Lozano y no permitir que sus colaboradores le entren al pillaje.

Martín Orozco Sandoval ...“contra el narco, moches y corrupción”...

Martín Orozco Sandoval
…“contra el narco, moches y corrupción”…

Así, el viernes 27, durante la toma de protesta del XXVI Consejo Directivo del Colegio de Ingenieros Civiles de Aguascalientes, A.C., les pidió apoyo a los “ingeñeros”:

“Quiero plantear un compromiso con todos ustedes porque es un reclamo de la sociedad en general: erradicar el ofrecimiento de ‘moches’ y la corrupción…”.

Y se los planteó claramente, porque el corrupto no es sólo el que exige, sino también el que da, dijo, y los exhortó a que le informen si su gente les pide billetes por tal o cual obra.

Pues ahí está el compromiso, a ver si es cierto que Martín le pone el cascabel al gato negro de la corrupción.

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 2).

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *