La Columna del Diablito

Luis Armando Reynoso Femat ...miedo, mucho miedo le tienen... | Jorge López Martín ...se lanzó contra “La Víbora”...

Luis Armando Reynoso Femat …miedo, mucho miedo le tienen… | Jorge López Martín …se lanzó contra “La Víbora”…

* UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
AUMENTA EL TEMOR…

La posibilidad de que el exgobernador Luis Armando Reynoso Femat regrese a la política una vez que la pólvora regada –convertida en “infiernitos”– por Carlos Lozano de la Torre se acabe, tiene a “El Patrón” con el Jesús en la boca y el palito en otro lugar.

Por eso, la “mafufa” sentencia de 6 años 9 meses de prisión que dictó la tremenda juez de la tremenda corte, Laura Elena Delgado de Luna, tiene esa dirección: la mediática, que salió de la Fiscalía General del Estado hacia todos los medios de comunicación locales y nacionales.

Tal fue la orden de “El Patrón” que el cachondo sinaloense Óscar Fidel González Mendívil “El Niño Perdido”, cumplió al pie de la letra: “no hay que dejar de ‘quemar’ a Luis Armando, porque puede resucitar y entonces…”.

De ese tamaño es el miedo que “El Patrón” le tiene al llamado “Señor de los Rayos”, quien donde se para es bien aceptado por la raza, no obstante la multimillonaria campaña mediática difamatoria en su contra.

 “DERECHO DE RÉPLICA”…

El pasado lunes 9, el diputado federal panista Jorge López Martín “El Camorras”, acudió al programa de noticias de la radiodifusora “La Mexicana”, que conduce el locutor José Luis Morales Peña “La Víbora”, para ejercer el derecho de réplica ganado en tribunales porque el locuaz individuo  se lo había negado; Jorge llegó con el temor de que la venenosa serpiente fuera a cumplir su amenaza de “romperle su madre en cuanto lo tenga a la vista, siempre que no corra, como sucedió aquel día cuando salimos del tribunal federal”.

Pues esa mañana no sólo lo tuvo a la vista, sino a corta distancia, pero “La Víbora” no le rompió la madre como se la había sentenciado: en cambio, “El Camorras” le dijo en su cara que Los Morales conforman “un cártel de la extorsión, cuyo cobrador es Mauricio”, su hermano.

Que “La Víbora” chantajea a los ricos y utiliza a los pobres para su oscuros fines y que tatatiú, tatatiú…

Claro que “La Víbora” intentó cobrar venganza una vez que Jorge López dejó el búnker, ordenando a sus “bots” radiales lo que él no pudo hacer de frente: sepultarlo con carretadas de mentadas de madre y otros insultos.

Las películas de ficheras quedaron cortas: esos “bots” bien que desquitan su paupérrimo salario.

Vaya cosas.

Vuelvo a hacerle un llamado, por enésima ocasión y en buena onda, a “don Viborón”, vulgo Agustín Morales Padilla, para que interne a su vástago en alguna clínica para enfermos mentales, no vaya a ser que en una de esas se le suicide.

Que recuerde “don Viborón” que existe un antecedente.

¡Cuidado!

¿QUÉ LES PASA?..

Sabido es por la raza informada, que los autores del “gasolinazo”, “gasazo”, “luzazo” y demás vainas horrendas que tienen postrados a los mortales mexicanos, son engendros de los partidos políticos PRI, PAN, PRD y PVEM quienes aprobaron las reformas dictadas por Enrique Peña Nieto.

Pero ahora hasta la esposa del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, Margarita Zavala “La Calderona”, precandidata panista a la Presidencia de la República, sale a protestar por el gasolinazo,  sin recordar que el creador de tal monstruo fue su borrachín esposo.

Lo que “La Calderona” no esperaba era que Peña le respondiera que durante la administración del borrachín, la gasolina no sólo aumentó 70 por ciento, sino que en el sexenio anterior se perdieron casi un billón de pesos, es decir, un millón de millones, subsidiando la gasolina.

“Y digo –remató Peña– que se perdieron, porque literalmente fue dinero que se quemó regalando gasolina, en lugar de invertir en cosas más productivas como transporte público, escuelas, universidades y hospitales”.

¡Sácatelas!

Tremendo gancho al hígado recibió “La Calderona”. Tanto así que no ha respondido a esa revelación y hasta su borrachín esposo –quien prometió ser el “presidente del empleo”, entre otras cosas– ha callado boca.

Por algo será.

Pero lo que mí me llena los destos de gamborinos, es que la clase política cree que la raza de bronce no tiene memoria y que siempre intenten burlarse de nuestra inteligencia, echando caca al contrincante y diciendo que son otros y no ellos los causantes de nuestra desgracia.

No, señores, la raza está cansada de mantener a tanto güevón,  que se la pasa echando caca mañanera, mientras desayunan suculentamente en los restaurantes, a cuenta de nuestros impuestos.

Por eso en Jalisco la gente se está organizando para exigir una ley que depure, por lo pronto, el Congreso de la Unión: “Nos bastan 32 senadores y 32 diputados, no más, porque no se necesitan más”.

Fue fuerte el jalón de orejas porque ayer mismo los legisladores priístas prometieron mandar a la goma a, cuando menos, 100 diputados y los 32 senadores de representación proporcional, pero la reducción debe ser mayor, ¿no cree el lector?

Porque lo que necesita nuestro país es cambiar el sistema de gobierno –no sólo la reducción de tanto gandalla– en donde reina la corrupción y la impunidad.

Y el éxito depende de que todos nosotros hagamos efectivo el artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que dice: “La soberanía nacional reside esencial y originalmente en el pueblo. Todo poder dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo momento el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”.

Más claro ni el agua: Hay que sacudirnos la modorra, ¿no cree usted?

Recuerdo en este momento una anécdota del exgobernador de Zacatecas, Ricardo Monreal Ávila:

Un grupo de opositores a su gobierno se plantaron a las puertas de palacio para exigir audiencia. Monreal pidió entrara una Comisión.

En la discusión, uno de los líderes lanzó la “brutal” amenaza:

“Si nuestras peticiones no son cumplidas, señor gobernador, nos vamos a levantar en armas”.

A lo que Monreal contestó:

“Si no se levantaban temprano, ¿se van a levantar en armas?”.

Y sí, la clase política apuesta a que “el México bronco” siga sin despertar, pero… ¡cuidado!, no le sigan rascando más los güevos al tigre, porque…

PIAN PIANITO…

Pero hay la lleva Martín Orozco.

En los mentideros políticos se habla mucho de la estela de corrupción del exgobernador Carlos Lozano de la Torre: de su “sociedad” con Nissan y con otras empresas trasnacionales a las que les hizo infraestructuras y otras cosas más a cambio de acciones.

También de las decenas de millones de pesos que “rodolfeó” del erario para comprar propiedades y acrecentar sus ranchos y casas, que serían la envidia de, por ejemplo, su amigazo César Duarte.

Pero su sucesor, Martín Orozco Sandoval, comienza a dar señales de que no habrá perdón ni olvido para tales corruptelas.

Así, el jueves 5 Orozco Sandoval lanzó: “Carlos Lozano de la Torre dejó tronado el Instituto de Vivienda… en el IEA haremos limpia, hay muchas irregularidades…”.

Esto es nada más para abrir boca, pues a grosso modo declaró: “Se han detectado irregularidades en la mayoría de las dependencias”.

Para advertir algo así como “no habrá borrón ni cuenta nueva”.

¿Y LAS CONCESIONES, APÁ?

La bronca de las 418 concesiones de taxi que “El Patrón” otorgó a discreción, se pretenden manejar como pago de favores.

No, señores, la bronca no es esa, la bronca son las decenas de concesiones de autos de alquiler que vendieron, y vaya que las supieron vender: de 450 mil hasta 600 mil pesos, y ya hay gente dispuesta a declarar, en cuanto la llamen, pues además quieren comprobar que lo dicho por el secretario general de Gobierno, Javier Luévano Núñez, de que “este gobierno no protegerá a nadie…”, sea verdad.

Caray, ¿quién no recuerda cuando “El Patrón” se paró de pestañas con eso de las concesiones  que otorgó su antecesor y hasta lo acusó de venderlas –cosa que en seis años no demostró– y hasta juró que él no otorgaría una sola concesión en su entonces incipiente administración?

Carlos Lozano, Blanca Rivera Rio e hijos ...todos, sin excepción, señalados por corrupción...

Carlos Lozano, Blanca Rivera Rio e hijos
…todos, sin excepción, señalados por corrupción…

Hoy, no sólo Carlos Lozano es acusado de corrupción por la vox populi, sino también su esposa Blanquita, su hijo José Carlos y sus hijas, quienes se enriquecieron a lo bestia a la sombra del poder.

Qué lástima: teniendo todo para ser el mejor gobernador en la historia de Aguascalientes, la voracidad, la soberbia, la deslealtad, la traición, lo perdieron y hasta arrastró a su familia a la ignominia.

Y CON ESTAS ME DESPIDO…

Pa’su mecha: El ISSEA –reveló su director René Anguiano Martínez– es un hervidero de corrupción, están de sobra 500 personas, que pronto irían a la calle porque están de más, “hasta tres personas desempeñaban un mismo trabajo”.

Y OTRA…

Raúl Silva Perezchica, director general del IEA, promete hacerla grande y meter a los rateros de ese lugar a la cárcel: “No vamos a ser tapadera de nadie, se procederá legalmente contra quien haya incurrido en irregularidades”, por no decir corruptelas.

Pues ahí tiene el lector, todavía no cierra la primera quincena de enero y ya se habla de meter a bote a “El Patrón”, a su mujer – “que dejó sin un clavo al DIF”– y a sus hijos que participaron en la gran piñata sexenal.

¿Será por eso que ahora intentan revivir el muy trillado tema del tomógrafo?

Por cierto: uno de los involucrados en este tema es Uriel de Santos Velasco (hermano de Angélica y cuñado de Renee Romo Medina), quien sólo declaró y jamás fue molestado por órdenes de “El Patrón”.

Y OTRA…

Una turba de taxistas encaró ayer miércoles al gobernador Martín Orozco Sandoval, exigiéndole concesión de taxi. Estaban súper enchilados, tanto, que policías estatales lo tuvieron que escoltar hasta palacio de gobierno.

Y Orozco les contestó así:

“A los amigos taxistas ya se les atendió: Carlos Lozano los engañó, hay una Fiscalía para que presenten su denuncia (sic) en contra de quien los engañó y que la Fiscalía haga su trabajo, su servidor va a revisar las 418 (concesiones de taxi), después atenderé a todos de acuerdo a los requisitos que se establezcan en el Consejo Consultivo del Transporte”.

¿Engañados? ¿Compraron concesiones y no se las entregaron?

¡Averígüelo Vargas! O mejor dicho: ¡averígualo Fiscal González!

¡Zas!, ¡chingadazo en el plexo solar!

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 12).

 

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *