Clío al Desnudo

Por Luis Arturo Sosa Barrón

* El Gasolinazo, los Saqueos y los Bots, o Cómo se Trata de Frenar el Descontento Social

“Las clases medias, al ingerir crédulamente cualquier rumor, renuncian al derecho de información y aceptan y disfrutan su indigencia cognoscitiva, se solazan en su autocompasión y vuelven, sin remedio, a la condena verbal. ¿Qué otra cosa nos queda?”
Carlos Monsiváis, Amor Perdido.

EN 2013, el historiador británico Peter Burke afirmaba en una entrevista para el diario español La Opinión A Coruña que el miedo como estrategia era una constante para prevenir las revueltas y a su vez afirmaba que le interesaba más las teorías sobre el por qué la gente se rebelaba, en dónde destacaba que entre las primeras propuestas teóricas se manejaba la idea de que la población se rebela cuando las cosas van a peor, como el aumento del precio del grano dando origen a la Revolución Francesa.

SEÑALÓ: “(…) tanto los historiadores como los teóricos sociales han subrayado, más recientemente, que las rebeliones se asocian a la ruptura de las expectativas crecientes. Cuando las cosas dejan de ir a mejor y se habían creado grandes expectativas, es cuando la gente se siente más insatisfecha. Más todavía que si las cosas van a peor de forma lenta y progresiva. Por tanto, las expectativas defraudadas son el contexto más propicio para que estallen las revueltas. Eso significa que el momento más peligroso para un gobierno es cuando aplica reformas que no contentan a la población, porque la gente quiere otro tipo de reformas o a otro ritmo”. (1)

PARTIENDO DE estas ideas podríamos explicar lo que actualmente se está viviendo en México, ya que mientras redacto estas líneas, en el país se cumplen ya ocho días de que comenzaron una serie de manifestaciones a nivel nacional en contra del gasolinazo, en donde la clase baja y parte de la clase media ha salido a las calles a exigir que se dé marcha atrás a la alza en los precios de los combustibles, puesto que más allá de verse afectado el consumo directo de combustibles, la principal preocupación radica en que se verán afectados los precios de los productos de consumo básico así como de los servicios de transporte público, los cuales son utilizados principalmente por estos dos extractos sociales.

Los saqueos surgieron justo cuando la ciudadanía se movilizó contra el gasolinazo (Foto: Archivo/Isle Huesca/Cuartoscuro)

Los saqueos surgieron justo cuando la ciudadanía se movilizó contra el gasolinazo (Foto: Archivo/Isle Huesca/Cuartoscuro)

CABE MENCIONAR que el detonante del descontento que se vive actualmente en México no es sólo por el gasolinazo, sino que es sólo la gota que derramó el vaso tras las constantes muestras de impunidad y corrupción de la que hace gala nuestra clase política, por lo que el descontento social no puede ser contenido por más tiempo. Entonces, no resulta ilógico pensar que esta serie de manifestaciones se esté desarrollando, que si bien es cierto aún no se llega al punto de la rebelión, de lo que no cabe duda, concordando con Burke, es que las expectativas perdidas con respecto a las reformas que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto han caído aún más y a su vez con el aumento del precio de los combustibles en un ambiente económico en el que el peso cada día se ve más devaluado, no cabe duda que las cosas empeoran, lo que provoca que la gente se vea en la necesidad de salir a ejercer su derecho a la protesta.

SIN EMBARGO, lo que resulta intrigante es que si bien a la fecha se sigue convocando a salir a las calles a manifestarse, el tema que sigue en boga es el de los saqueos que se han presentado en varias partes del país desde el pasado 4 de enero, puesto que el impacto que estos han tenido en una parte de la opinión pública –que considera son producto del descontento y “salvajismo” de los manifestantes– se ha visto representado en la creación y uso de memes y chistes, lo cual no sólo deja entrever una opinión negativa hacia la manifestación en las calles, sino que deja vislumbrar una suerte de clasismo al utilizar expresiones como: “deberían saquear condones para que no se reproduzcan” o “no saquean librerías porque no saben leer” y un largo etcétera delimitado por el ingenio de quienes confeccionan dichos memes.

LO ANTERIOR demuestra que se está llevando a cabo una estrategia para fomentar el miedo y desprestigio a través de la desinformación y el rumor en la población y de esta forma evitar que se sigan presentando manifestaciones de descontento en la calle, pues como mencionaba Burke, durante tiempos de revuelta es una constante histórica que se den este tipo de estrategias, lo cual ahora se está haciendo a través de las redes sociales, puesto que desde el mismo 4 de enero el portal digital de la revista Proceso ha manifestado que se han detectado una serie de cuentas falsas o bots (2) en Twitter y mensajes anónimos en Whatsapp, (3) lo cual sería corroborado al día siguiente por otros medios como Noticias MVS (4) y desInformémonos. (5)

ADEMÁS DESDE el mismo 4 de enero se han difundido un sinfín de testimonios de usuarios de redes sociales y de manifestantes que han denunciado no sólo las típicas tácticas de infiltración en dichos movimientos, sino que corroboran lo sucedido en redes sociales. El más importante hasta ahora, es el que dio a conocer Proceso el 9 del presente, en donde Osmar León Aquino denuncia que las estructuras partidistas del PRI encabezaron diversos saqueos en el Estado de México, (6) lo cual cobra relevancia puesto que esta entidad fue la que presentó mayor número de saqueos.

SÍ BIEN aún no se puede afirmar tajantemente que quien está detrás de esta campaña de saqueos, tergiversación de la información, de desprestigio y sobre todo, de difusión del miedo sea el Estado mexicano, no cabe duda que las movilizaciones sociales de protesta, que tienen como fin expresar abiertamente el descontento e inconformidad hacia la forma en que la clase política mexicana ha venido manejado las políticas económicas, no tienen nada que ver con los ataques a centros comerciales de los días pasados en diferentes entidades del país, puesto que no es novedad el hecho de que cuando se presentan momentos coyunturales en donde el descontento social aumenta, se recurra a implementar estrategias que tienen como fin el desprestigiar las manifestaciones de reivindicación social.

AHORA, TOMANDO en cuenta lo que se ha expuesto hasta el momento, ¿Qué podemos hacer ante el panorama actual? En primer lugar, ser críticos con la información que leemos y compartimos en nuestras redes sociales, para lo cual se pueden seguir los siguientes pasos: 1) Ver que la nota o la información proceda de un medio confiable, 2) Verificar que la fecha, el lugar, los nombres correspondan con lo que se cree estar comunicando, 3) Buscar al menos otras dos fuentes que mencionen y corroboren lo se va a compartir, 4) Si conoce a algún experto sobre el tema, no dude en consultarlo. En segundo lugar; asistir a las manifestaciones, pues recuerde que está en su derecho hacerlo además de que al ser solidario ayuda a que las exigencias crezcan. (7)

Y EN TERCER lugar, hay que recordar que las campañas de desprestigio social y manipulación de la información se han venido desarrollando a lo largo de la historia de los movimientos sociales con fines de alienación y dominación, que en el contexto actual de descontento se sirve de los medios de comunicación digital para generar el rumor y generar pánico y repudio ante la ola de protestas, un ejemplo el uso de “bots”, una herramienta que se ha vuelto importante en un mundo en el que las redes sociales son el medio ideal para organizar la movilización social.

Notas

1. Cerdá, Paco, “La estrategia del miedo para evitar la revuelta es una constante histórica; Entrevista a Peter Burke”, La Opinión A Coruña, 7 de noviembre del 2013. Disponible en http://www.laopinioncoruna.es/contraportada/2013/11/06/peter-burke-estrategia-miedo-evitar/779883.html (consultado 8-01-2017). Las cursivas son mías.
2. El uso de bots, que no es otra cosa que cuentas o perfiles falsos, tiene como fin alterar tendencias de opinión en las redes sociales, puesto que éstas han cobrado especial relevancia para la organización de movimientos sociales, tales como el #YoSoy132 en 2012 o más recientemente el de solidaridad con los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Ver: http://www.forbes.com.mx/bots-el-aliado-y-enemigo-silencioso-de-los-social-media/#gs.YNR2Pjs
3. “Bots en twitter y mensajes anónimos en whatsapp intentan generar pánico”, Proceso, 4 de enero del 2017. http://www.proceso.com.mx/468696/bots-en-twitter-mensajes-anonimos-en-whatsapp-intentan-generar-panico (consultado 7-01-2017)
4. “Detectan cuentas en Redes Sociales que desinformaron durante saqueps”, Noticias MVS, 5 de enero del 2017. http://www.noticiasmvs.com/#!/noticias/detectan-cuentas-en-redes-sociales-que-desinformaron-durante-saqueos-ssp-cdmx-911 (consultado 7-01-2017)
5. “Con el hashtag #SaqueaUnWalmart bots y mensajes anónimos generan caos y pánico”, desInformémonos 5 de enero del 2017 https://desinformemonos.org/hashtag-saqueaunwalmart-bots-mensajes-anonimos-generan-caos-panico/ (consultado 7-01-2017)
6. “Estado de México: una marea roja lideró los atracos” Proceso, 9 de enero del 2017. http://www.proceso.com.mx/469267/mexico-una-marea-roja-lidero-los-atracos (consultado 9-01-2017)
7. Otra forma de verificar la información es corroborar que las cuentas que estén difundiendo esa información no sean bots, para lo cual puede consultar el siguiente enlace en dónde verá cuántos tipos de bots existen y cómo identificarlos. http://www.merca20.com/todo-lo-que-necesitas-saber-sobre-los-bots-en-redes-sociales/

* Historiador. Entre sus líneas temáticas de interés se encuentran: La Historia Social, Cultural, la Historiografía y la Teoría de la Historia. luis.arturo.sbh@gmail.com

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *