Anuncios de Trump Ensombrecen el Mercado Automotor Estadounidense

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump (Foto: Archivo/ Xinhua)

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump (Foto: Archivo/ Xinhua)

Enero 8, Washington, EU (Prensa Latina).- Las anunciadas medidas del electo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ensombrecen hoy un floreciente mercado automotor de acuerdo con los más recientes reportes.

Trump señaló oportunamente su intención de imponer severos impuestos a las compañías que produzcan coches en el extranjero para luego venderlos en este país.

Sin embargo, para los economistas, este sector está en perfecto estado de salud y puede recibir un golpe fatal con tales medidas. Se trata de una tentadora rentabilidad para los directores financieros, aunque con difíciles condiciones de acceso a los nuevos candidatos.

Eso no implica, aclaran, que no esté dicho segmento económico en la mira de firmas chinas, indias o francesas. El mercado automovilístico estadounidense en 2016 absorbió 17.55 millones de unidades, y podría mantenerse en ese nivel al menos hasta 2020, calcula IHS Markit. Para el analista independiente en Detroit Bertrand Rakoto, si se recupera uno por ciento de un mercado de 17,5 millones, se crea una nueva industria.

Estados Unidos vivió cinco años en los que los fabricantes lograron aumentar a la vez los volúmenes de venta y los márgenes, subraya Guillaume Crunelle, socio responsable de la industria automovilística en Deloitte.

Para un constructor mundial, obviar el segundo mercado mundial es una particularidad estratégica, dice Crunelle.

Y ello ocurre teniendo en cuenta que el crecimiento del primero, China, se estanca, y que Rusia, Brasil e India no cumplen con las expectativas.

De ahí que el actual mandatario Barack Obama criticara a Trump con sus ideas, pues de aplicarse sacarían a los Estados Unidos del juego del mercado automovilístico, y las potencialidades competitivas.

Algunos anuncian la ambición de dicho sector norteamericano de volver, como el francés PSA (Peugeot, CitroÔn y DS), que sufrió un costoso fracaso hace 25 años. Mientras, otras fuentes alimentan expectativas para la marca surcoreana, Ssangyong, de cara al mercado indio.

Los economistas significan que entrar en Estados Unidos requiere dinero, y lograr los objetivos en volumen y rentabilidad implica un compromiso a largo plazo.

Kia, Hyundai y Subaru necesitaron años para penetrar el mercado estadounidense, en el que hay 800 vehículos por cada mil habitantes.

Por lo que para 2017, este sector está muy atento a los anuncios de Trump y los cambios que pueden producirse en el mercado de coches, desde la producción, declaran los analistas.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *