Aquí Calvillo

Por Alfonso Morales Castorena

El cadáver del calvillense, Francisco Javier Hernández Sandoval, fue depositado en el anfiteatro de Servicios Periciales de Puerto Vallarta, estimándose que sus padres solicitarán su traslado a su lugar de origen para darle cristiana sepultura

El cadáver del calvillense, Francisco Javier Hernández Sandoval, fue depositado en el anfiteatro de Servicios Periciales de Puerto Vallarta, estimándose que sus padres solicitarán su traslado a su lugar de origen para darle cristiana sepultura

LA VÍSPERA del inicio oficial de la Feria Nacional de la Guayaba, una ligera llovizna dio al traste con el programa preinaugural de la tradicional fiesta calvillense y para el Instituto de Promoción y Fomento Cultural (INCULCA), que preside Angélica Medina Pérez, la organizadora principal de la verbena, fue un mal augurio que podría deslucir cuanto evento deportivo, cultural y artístico integra el programa general de espectáculos que conformó.

 INCLUSO LOS fervientes romeros que marchaban en peregrinación al Santuario de Guadalupe, para rendir pleitesía adelantada a la Morenita del Tepeyac, tuvieron que suspender por algunos minutos su fervorosa marcha y buscar refugio en alguna de las casas de los vecinos de la empinada calle de Ignacio López Rayón, que conduce hasta el sacro recinto.

 PASADO EL susto del inesperado arrebato del Dios Tláloc, ya la ausencia de asistentes a los eventos primeros de la feria que se ofrecían al público en el Teatro del Pueblo, el jueves pasado por la noche, primero de diciembre, era notoria y pese a que los músicos se esforzaban por llamar la atención, ya ofrecían su espectáculo a menos de una decena de asistentes.

 MIENTRAS QUE los fervientes peregrinos, al terminar la ligera llovizna, se reagruparon y continuaron su camino hasta el Santuario de Guadalupe, donde asistieron al oficio religioso de rigor y enseguida se retiraron a sus domicilios.

 PARA ENTONCES ya circulaba en la población la desagradable noticia de la muerte de uno de sus vecinos, Francisco Javier Hernández Sandoval, a la sazón de 25 años de edad, que optó por el suicidio y se colgó en el baño del departamento que ocupaba en el tercer piso de un edificio habitacional el paradisíaco Puerto Vallarta, ubicado en las calles Aquiles Serdán y Francisco I. Madero, de la colonia Lázaro Cárdenas, en aquel lugar del Pacífico Mexicano.

 A DECIR DE la pareja sentimental del calvillense de origen, éste le había comentado que se iba a suicidar porque así lo había decidido, pero como no le dio importancia a sus palabras, continuaron con su vida normal, hasta que la mañana del jueves primero de este mes de diciembre, una vecina descubrió su cadáver a un lado del lavabo y a partir de entonces se activó el aparato policiaco para indagar el asunto, estimándose que acaso fue la enésima víctima de fuerte depresión, como lo asentara la mujer con la que vivía en unión libre.

 Y EN TEMAS menos dramáticas, varios locatarios del Centro Histórico y comerciantes establecidos en sus alrededores, se mostraron esperanzados que dentro de los cambios que ha prometido hacer el gobernador del estado, Martín Orozco Sandoval, por fin desaparezca el inoperable cuanto innecesario y famoso Mando Único Policiaco, como ellos mismos lo comentaron, para que la Policía Preventiva vuelva a tomar el lugar que le corresponde y cumpla con sus funciones, como lo hacía hace seis años.

 ENTRE LOS beneficios que conllevaría la desaparición de ese entuerto policiaco, dijeron, aparte de que los policías municipales regresarían a sus destacamentos, tendríamos menos corrupción en las filas de la corporación y hasta se podría pensar que ahora sí la extorsión que se sufría a manos de los uniformados estatales, desaparecería para siempre.

 EN ESTE tenor, el comerciante Mario Sabalza redactó en su muro: “Esperemos que ahora sí devuelvan los vehículos que aseguran”, al que respondió su compañero de oficio, Fabián Reyes Lozano, asegurando que “Si los devuelven, solamente que el infractor debe ir acompañado de su abogado y como por arte de magia los entregan” y todavía el primero ripostó: “Pero ese requisito no existe en ningún ordenamiento legal, pero bueno, es lo que hay”.

PERO ESO SÍ, todos nuestros interlocutores, que solicitaron la omisión de sus identidades por temor a represalias, coincidieron en señalar que “la desaparición del Mando Único ya lo plancharon en el Congreso del Estado”, según lo diera a conocer el diputado panista Francisco Martínez, desde la Comisión Legislativa de Seguridad que preside, en la primera de las sesiones en las que interviene y así que “Adiós al Mando Único”, terminaron diciendo.

 A PUNTO de retirarnos, nos comentaron que la vox populi ya bautizó el recién entregado puente de Las Gardenias, que une a la colonia Adolfo López Mateos con la zona centro de la comunidad, como el Golden Gate “chiquito” de Calvillo, por su vistoso juego de luces con el que fue equipado y que ahora le da un “toque muy especial a esa parte del río”.

http://pagina24calvillo.com.mx

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *