La Columna del Diablito

Raúl Sosa Palos ...“están libres de pecado”... | Jesús Eduardo Martín Jáuregui ...“en defensa propia”... | Sylvia Garfias Cedillo ...“jefa de los polis”...

Raúl Sosa Palos …“están libres de pecado”… | Jesús Eduardo Martín Jáuregui …“en defensa propia”… | Sylvia Garfias Cedillo …“jefa de los polis”…

* UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
SE ACERCA LA HORA CERO…

Pues ya entramos de lleno al último mes del mal llamado gobierno del “Progreso Para Todos”, y el pasado lunes 31 inició la “Entrega (Carlos Lozano de la Torre) – Recepción (Martín Orozco Sandoval)”, con buenos deseos entre ambos gobiernos: saliente y entrante.

Ese día, Carlos y Martín, se estudiaron y lanzaron algunas fintas como cuando los boxeadores inician la pelea.

Carlos dijo, en resumidas cuentas, que entregaría todo en orden y en tiempo: Martín contestó que eso esperaba.

Los dos presumieron sus mánagers y seconds:

Alejandro Díaz Lozano “El Sobrino de Oro”, presidente y enlace de la Comisión de Transición (integrada por) Carmen Teresa Ramírez Andrade, Eduardo Bahena Pineda, Alejandro Bernal Rubalcava “El Taco” y Angélica de Santos Velasco.

Y como asesores: Enrique Clemente Sánchez “Cleto”, Jorge Durón y Carlos Fister Huerta Cañedo, todos ellos del equipo de “El Patrón”.

Por parte del de Jalisco, el equipo está integrado por: Gustavo Martínez Romero, Juan Francisco Larios Esparza, Luis Ricardo Martínez Castañeda, Arnoldo Hernández Gómez Palomino y Javier Quezada Mora.

Como asesora, estuvo presente Lourdes Elizabeth Murguía Ferreira.

Para dar fe de los actos –según informó gobierno del estado– participó el tristemente célebre notario público número 33, Rogelio Talamantes Barnola, mejor conocido como “El Burro Talamantes”.

Dieron a conocer que a partir del día siguiente –1 de noviembre, día de los muertos chiquitos– se desarrollarían, exclusivamente por la tarde, ocho sesiones entre ambos equipos para ver lo de: Gobierno, Seguridad, Economía, Infraestructura, Sociedad, Educación, Salud y Finanzas, ejes primordiales.

Se trata, pues, de que el primer equipo actuará como mago (las manos son más rápidas que la vista) e intentará tapar todos los hoyos posibles, mientras que el otro tendrá que hacerle al Sherlock Holmes, para descubrir esos hoyos –o boquetes– tapados, pues, dice el clásico, “no hay crimen perfecto”.

Así entonces, la hora chingüengonchona se prolongará hasta el 29 del presente mes, pues al día siguiente el de Jalisco, Martín, pues, prometerá “Cumplir y hacer cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Gobernador de Aguascalientes, que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad del estado; y si así no lo hiciere que el pueblo me lo demande”.

¡Vámonos recio!

BIEN VESTIDOS, PERFUMADOS…

 Y, rechinando de limpios ayer miércoles 2, los “propietarios” de la franquicia del PAN local hicieron su aparición en la entrega de la “constancia de validez y legalidad”, que los magistrados de la Sala Administrativa y Electoral del Poder Judicial del Estado: Rigoberto Alonso Delgado, presidente, Enrique Franco Muñoz, Alfonso Román Quiroz y Rosalba Torres Soto, otorgaron al gobernador electo Martín Orozco Sandoval, que gobernará la tierra de la gente buena a partir del próximo 1 de diciembre, hasta el 30 de septiembre de 2022, es decir, el de Orozco será un “sexenio” de cinco años 10 meses (inicialmente se dijo que sería de cinco años):

“Tengo la plena certeza de trabajar por todos aquellos que confiaron en su servidor, por los que confiaron en otra propuesta y mucho más por los que no confían en nadie: ese es el reto, que terminen confiando en esta institución que se llama política y que los políticos sencillamente hagamos lo que es la política, y eso no es otra cosa que servir”, soltó Orozco de su ronco pecho.

Panistas, de los llamados “finolis”, que estaban en primera fila: Paulo Gonzalo Martínez López “El Perro”,  Javier Luévano Núñez “El Borracho” y Jorge López Martín “El Camorras” parecían no escuchar el mensaje de Martín, pues estaban más dedicados a la chorcha, que reflexionar el verbo de su jefe máximo.

Pero bueno, estaban que no cabían de gusto por la constancia de “validez y legalidad”, que recibió el de Santa María de los Ángeles, Jalisco, al que solamente le faltan 27 días para comenzar a dis-frutar,  plenamente, de su “Regalito del Cielo”, como él le llama a la gubernatura.

 NO SE LE VA UNA…

A Jesús Eduardo Martín Jáuregui “El Mataviejitos”, quien cobra en Gobierno del Estado como presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Aguascalientes (CEDHA), quien nomás ve una rendijita y se mete al protagonismo.

Juan Antonio Martín del Campo ...el Ombudsman se pitorreó de él...

Juan Antonio Martín del Campo
…el Ombudsman se pitorreó de él…

Así sucedió cuando el alcalde Juan Antonio Martín del Campo “Toño”, declaró que sería bueno que a los ladrones se les coloquen chips para tenerlos vigilados y no vuelvan a reincidir, y vaticinó: “Derechos Humanos se nos podría echar encima…”.

Y no se equivocó, pues al siguiente día “El Mataviejitos” le echó el caballo encima:

“Si les ponen chips a los delincuentes al rato vamos a ver que venden estos mismos chips en la Línea de Fuego y por decenas”.

Y más:

“Sería difícil tener una localización exacta de los delincuentes, cuando ni siquiera las autoridades saben dónde están sus policías”.

Y le dio una rebanada al general “Tongolele”:

“Ni siquiera tiene un control sobre los policías, yo me los he encontrado con todo y uniforme comprando alcohol en un expendio de licores, o una asamblea de policías donde se reúnen 20 a cotorrear en el Jardín de San Marcos en las horas de trabajo o estacionados en doble fila porque se bajaron a comprar tacos”.

Más de broma que en serio, algunos alegres panaderos dijeron que estaría bueno que Tere Jiménez, pusiera a Sylvia Garfias Cedillo “La Pelangocha” en el lugar del general “Tongolele”, pues mataría dos pájaros de una pedrada:

“¡Barbas tienes, pinche ‘Mataviejitos’!, le contestaría a Martín Jáuregui”, mientras que a los policías los reprendería así:

“¡Ya me cansaron, no están haciendo su trabajo, se la pasan en la peda y en el puro cotorreo, si van a seguir así, se me van a la chingada!”.

Bueno, pues ahí está el remedio: “La Pelangocha” como propietaria de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, en lugar del general “Tongolele”, para meter al orden a los pitufos, pues para que la cuña apriete…

LO QUE PROVOCA LA IMPUNIDAD…

 Lo he repetido insistentemente: más cañona que la delincuencia es la maldita impunidad: es cierto que los robos, asaltos, fraudes y demás ilícitos nunca se van a terminar (como muestra de este botón están los rateros Rodolfo Franco Ramírez “El Ingeniero” y María del Refugio Martínez Guardado “La Cuca”), pero aminorarían un madral si se terminará con la impunidad.

Me platican que tres mujeres, familiares entre sí, costureras de oficio, salieron de su tierra, Guerrero, porque les dijeron que aquí, en Aguascalientes, había más seguridad que en el sureño y costeño estado.

Con mil y un esfuerzo hicieron el cambio de residencia: se pusieron a trabajar y pronto consiguieron clientela, pero también llamaron la atención de los ladrones, ya ve el lector que cuando una persona triunfa en la vida, no faltan los vivales que lo quieran “rodolfear” a como dé lugar.

A los pocos meses comenzó su suplicio: les robaron, luego otra y otra vez…

Y en la Fiscalía ni caso les hacían.

Pero en la madrugada del lunes 31 de octubre, un asaltante se les metió en su domicilio a robar a eso de las 4:30 de la madrugada y comenzó a juntar el botín.

Una de las mujeres escuchó ruidos y vio cara a cara al ladrón, quien se le fue a los golpes.

La mujer gritó, llena de miedo pidió auxilio y llegaron dos de sus compañeras, quienes enfrentaron al ladrón a cacerolazos, ladrillazos y hasta se habla de un cuchillo o machete, pues el ladrón, a sus 22 años hacía gala de fuerza y fiereza.

Sin embargo, las valientes mujeres estaban dispuestas a no permitir otro robo más y lo golpearon hasta arrancarle la vida.

La noticia de esta muerte corrió como reguero de pólvora y mucha raza trabajadora se alegró de lo sucedido: “A ver si así se acaba con la pinche impunidad”,  y por doquier les llovieron felicitaciones a las costureras: “Queremos a Perla para Fiscal”, “Queremos a Carolina para directora de la Policía Ministerial”, “Queremos a Ana Lilia para titular de la Policía Municipal”.

Bueno, hasta el vicario de la Diócesis de Aguascalientes, Raúl Sosa Palos, les reconoció haber actuado en defensa propia y remató: “No cometieron ningún pecado”, incluso, también Martín Jáuregui coincidió con el representante de Dios en la tierra: “Fue en legítima defensa”.

Cuando la raza se enteró que las tres bravas mujeres estaban detenidas y a punto de ser procesadas por la muerte del delincuente José Guadalupe Martínez Tejeda “El Chepe”, recién salido del Penal, se indignó tanto que de Palacio de Gobierno salió la orden que el Fiscal acató sin cortapisas y las dejó libres porque “actuaron en legítima defensa”.

La raza brincó de alegría pues se hizo justicia: “Esta es una lección para todos los rateros hijos de puta, pues no se vale que uno se parta el lomo para ganarse unos pesos, para que esos hijos de la chingada nos los roben con total impunidad”, tronó.

Claro, no es esa la forma de combatir los robos de los criminales, no, pero la raza ya está hasta la madre de tanta impunidad y no le queda otra que actuar en legítima defensa, ya que hasta muchas autoridades están coludidas con bandas de delincuentes; es la verdad.

(Hay que recordar a Fuente Ovejuna: “El pueblo, ya harto de los robos, atropellos y crueldades del Comendador, decide unirse y tomar justicia por su mano. Una noche llegan al palacio, invaden su casa y lo matan en nombre de Fuente Ovejuna y de los Reyes Católicos. En el juicio, cuando el juez les pregunta quién mató al Comendador, todo el pueblo responde: “Fuente Ovejuna, señor –todos en una–”).

Y CON ESTAS ME DESPIDO…
 SUCEDIÓ EN JALISCO…

 El presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco (STJJ), Luis Carlos Vega Pámanes, pidió al comisario de la Policía Preventiva Municipal de Guadalajara, dejara en libertad a dos presuntos delincuentes armados, que operaban en las inmediaciones de un banco.

No lo hizo, pero sí lo balconeó: filtró a la prensa el audio y se le armó la gorda a Vega Pámanes.

Pero no fue todo: el viernes 28 de octubre, la portada del Diario hermano Página 24 Jalisco, fue más allá y reveló:

¡El pasado criminal de Vega Pámanes!

“Cubierto por el polvo del olvido y la impunidad que agobia al estado, están los antecedentes criminales del hoy tristemente célebre presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, Luis Carlos Vega Pámanes, quien en los primeros días de junio de 1984, fue detenido y encarcelado por robo de vehículos, homicidio imprudencial de una mujer y causar heridas a otra.

“Su cómplice en esos hechos fue el estudiante Gustavo Gómez Rangel, al que también detuvieron y pusieron tras las rejas.

“Entre las pertenencias de Vega Pámanes y su cómplice Gómez Rangel, estaban 11 mil 100 pesos, tres relojes y dos anillos que, posiblemente, fueron sustraídos del vehículos que robaron los entonces dos estudiantes.

“En el interrogatorio a que fueron sometidos, los dos delincuentes juveniles confesaron con lujo de detalle cómo y dónde robaron el automóvil, así como el atropellamiento y muerte de María Dolores Guzmán de Salazar, y las heridas causadas a María de Jesús Ledesma Ramírez”.

Después de esto, Vega Pámanes está a punto de perder su chamba: por lo pronto pidió licencia.

¿Ya se fijó el lector por qué el chinche gobierno impuso su ley mordaza a nivel nacional?, ¡para protegerse a sí mismo!, pues si hoy fuera ayer, la Fiscalía lo hubiera boletinado a la prensa así:

“El estudiante Luis Carlos ‘N. N.’, supuestamente robó un vehículo con el que supuestamente mató a una supuesta mujer e hirió a otra”.

Y nada ni nadie le hubiera impedido a Vega Pámanes continuar en su chamba de presidente del STJJ, pues “sus derechos humanos (de robar, matar y herir)” estarían a salvo.

El LADRÓN ABARROTERO…

Reapareció por ahí en un evento público el exgoberladrón Felipe González González y lanzó algo así como “si el PAN me quiere expulsar que lo haga, no me importa”.

Pues sí, ¿cómo le va a importar, si el caco de las nalgas al revés robó, de lo lindo y a dos manos, durante 14 años, con la protección y complicidad del blanquiazul?

Y no es que los panaderos pretendan expulsarlo, sino que él solo se expulsó al traicionar al partido que lo hizo multimillonario en dólares, pues apoyó abiertamente a su Junior en su fracasado intento de ser alcalde de Aguascalientes, de la mano de Movimiento Ciudadano.

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 3).

 

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *