La Columna del Diablito

Felipe González González y Donald Trump ..muy parecidos, pero que se sepa el gringo no se tira a sus ahijadas...

Felipe González González y Donald Trump
..muy parecidos, pero que se sepa el gringo no se tira a sus ahijadas…

* UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
CUANDO NO LE LLUEVE…

Le llovizna.

Estaría bien que el general Eduardo Bahena Pineda –aunque ya está a punto de hacer maletas– reflexione y deje de ser institucional a ultranza, pues no se vale defender lo indefendible.

Me refiero, en esta ocasión, a la “defensa” que hizo de los policías municipales de Calvillo que torturaron a José Manuel Arámbula “El Meño” y, con una tabla, lo golpearon fuertemente en las nalgas, por lo que la raza lo bautizó como “El Nalgueado de Calvillo”.

El caso es que la noticia y fotos de tal golpiza recorrieron el mundo, censurando tan brutal crimen, pues  los tecolotes “se pasaron de lanza”.

Sin embargo Bahena, siempre tan institucional, apoyó a los polis y dijo que “El Meño” era un asaltante peligroso que ya debía muchas, palabras más palabras menos.

Pero resulta que el pasado martes 18, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHA), Jesús Eduardo Martín Jáuregui “El Mataviejitos” (arquitecto Antonio López dixit), tildó de mentiroso a Bahena al revelar que:

“Sabemos, por lo contrario de lo que dijeron las autoridades, que no hay un sólo proceso contra esta persona –“El Meño”–, lo tacharon de un delincuente contumaz, pero tengo el informe por parte del juez de ejecución y no tiene antecedentes penales, es decir, nos mintieron las autoridades”.

¡Sopas perico!

Pues ojalá que Bahena cambie de actitud o ya de perdis acuda a Jesús María para que le hagan una limpia, ¿no cree usted?

COMO “LA CHIMOLTRUFIA”…

 Pues el obispo de la Diócesis de Aguascalientes, José María de la Torre Martín “Ave de Tempestades”, hizo nuevamente de las suyas y no acudió a la tradicional rueda de prensa de los lunes, tal vez por quedar nuevamente en ridículo por sus declaraciones mafufas y fuera de tono, como esas de las “quesadillas sin queso”, mote que les endilgó a homosexuales y lesbianas.

Sin embargo, el vicario Raúl Sosa Palos, en su representación, dio nota al apoyar a las emborrachadurías. El hombre de sotana negra y cuello blanco fue contundente:

El problema no son los bares, el problema es la gente que acude a ellos, pues “aunque hubiera un lugar de perdición, si no acudiera nadie, pues ahí no habría problemas” (pues sí, don Raúl, también el problema no es que haya curas pederastas, sino que los padres de familia no cuiden a sus hijos ¿verdad?).

Pero en seguida se lanzó en contra del restaurante bar “Casona Corzo”, ubicado frente a las oficinas del obispado y a unos pasos del templo del Ave María, pues  ese bar –dijo– está ocasionando molestias a los feligreses por el alto ruido que emite, así como por la salida constante de borrachos del lugar.

Una pregunta don Raúl Sosa Palos:

“Si esos negocios son, como lo asegura usted, “lugares de perdición” ¿por qué entonces los curas acuden a las inauguraciones a bendecirlos, a cambio de una lana? Reitero, es pregunta.

IGUALITOS…

¿No se ha fijado usted, caro lector, el enorme parecido del exgoberladrón Feli-Pillo González González con el candidato a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump?

Son casi  igua-li-tos hasta de modos, aunque más inteligente el segundo que el primero.

Eluden impuestos, son misóginos, entraron a la polaca por problemas de liquidez y ansias de poder, están contra la libertad de prensa, son vengativos, etcétera.

Sólo una cosa los distingue:

Con todo y que Trump confesó que “Me lancé por ella como si fuera una perra… una puta… (porque) cuando eres una celebridad, ellas te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer con ellas lo que quieras, hasta agarrarlas por la vagina”, no se sabe que Trump se haya tirado a una ahijada y le haya hecho hijos y negado su apellido, cosa que el abarrotero sí hizo, al menos, con su ahijada Claudia Virginia.

Tampoco se sabe que Trump tenga las manos manchadas de sangre inocente, pero ambos (Felipe y él) son casi igualitos, con un año de diferencia.

¡Vaya tipos tan nefastos!

EL GRAN PROBLEMA DE MÉXICO…

 La impunidad.

México está en llamas.

El país es una enorme fosa, y no pasa nada.

Asesinan a estudiantes, alcaldes, regidores, exgobernadores, jueces, periodistas, etcétera, y no pasa nada.

Gobernantes saquean el dinero del pueblo, y no pasa nada.

Gobernantes están coludidos con el narco, y no pasa nada.

Hay decenas de curas pederastas, y no pasa nada.

Gobernantes te mienten, y no pasa nada.

Las iglesias mienten, te venden a precio de oro un pedacito de cielo y no pasa nada.

Te roban los títulos de tus periódicos, y no pasa nada.

Nuestro México lindo y herido está convertido en un verdadero infierno y deben apagarse sus llamas con cero impunidad:

Los gobernantes ratas, a la cárcel.

Los curas pederastas, a la cárcel.

Los asesinos, a la cárcel.

Los narcos, a la cárcel.

Los prestanombres, a la cárcel.

Los lavadores de dinero, a la cárcel.

Los “rodolfos” a la cárcel y las “cucarachas”, también.

México, reitero, está en llamas y la única manera de apagarlas es acabar con la maldita impunidad.

¡Ya basta de asesinos, narcos, rateros, gobernantes corruptos..!

Y CON ESTA ME DESPIDO…
“REGALITO DEL CIELO”…

No hay plazo que no se cumpla y, ayer, por 4 goles a 2 –en términos futbolísticos–, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratificó el triunfo electoral de Martín Orozco Sandoval, por lo que el panista gobernará Aguascalientes a partir del próximo 1 de diciembre, al 30 de noviembre de 2021: cinco, no seis años, quesque para ir empatando elecciones locales con las federales.

No obstante los panaderos están harto felices, gordos, cachetones y sonrientes pues comerán con manteca los próximos cinco años y hasta “El Mosco” Reyes se relame los bigotes, al igual que Arturo González, Jesús Martínez, Jorge Álvarez Medina, entre otros muchos connotados panistas de “comprobada honestidad y de principios que se sacrifican por la raza de bronce y su partido” (no se ría).

Pero, a pesar del resultado final –otra vez en término futbolístico– a los magistrados les quedó claro la descarada intervención de la Iglesia Católica a favor del candidato y su partido político el PAN.

Tan escandalosa fue su intervención que por unanimidad los magistrados dieron vista a la Secretaría de Gobernación (SEGOB) y a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), quienes podrían imponer fuertes sanciones al obispo José María de la Torre Martín y curas que lo acompañaron en apoyo a su paisano Orozco Sandoval.

En resumidas cuentas, esos cuatro magistrados que ratificaron el triunfo de MOS, le mancharon su “Regalito del Cielo”, con la intromisión de “Chema y sus muchachos”.

Colofón:

Tremenda rifa del tigre se sacó MOS, quien deberá cumplir con todas sus promesas de campaña, sin que se repita ese nefasto y abominable “jueves negro” de 2007, cuando el narco asesinó a un buti de policías, siendo él, el presidente municipal de esta tierra de gente buena.

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 20).

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *